26 Sep

CÓMO COMUNICARSE CON LOS GUÍAS

Siguiendo el trabajo de traductora o mediadora que hago en las sesiones, voy a intentar resumir los “truquillos”que me han enseñado varios guías para que las personas puedan comunicarse con ellos conscientemente. Tanto guías y maestros como otros seres con los que hablamos suelen decirme que ellos se comunican siempre pero, en general, hay un poco de “despiste” y no acabamos de captar los mensajes. Aquí, igual que en el curso, os voy a resumir tal y como me han explicado en MI EXPERIENCIA PERSONAL los guías y maestros con los que he ido conectando durante mi vida. No explico nada que no haya experimentado yo.

 
Hay formas de preguntar para pedir respuesta y algunas reglas generales muy sencillas:
 
-        Podemos pedirles consejo sobre alguna decisión que debamos tomar. Siempre hay que concretar la pregunta porque si puede dar lugar a confusiones, no responderán o lo harán de forma que no tenga sentido. Por ejemplo…
 
“Chicos, tengo tal tema que tengo que decidir entre dar el paso A o dar el paso B. ¿Qué me aconsejáis? Si es la decisión A me gustaría ver un oso panda y si es la decisión B un camello. Por favor, necesito la respuesta antes de 24h. Gracias.”
 
Los iconos que pedimos para dar respuesta, cada uno que marque el que quiera. Siempre tiene que ser algo que no sea muy normal de ver (no pediré ver un perro o un coche o un niño). Es importante marcar el tiempo porque algunos guías se lo toman con calma (jaja). Si la respuesta es ambigua es porque la pregunta no estaba bien formulada (una vez pedí caballo blanco o caballo negro y ¡vi una cebra!)
 
-        Las preguntas serán siempre para pedir consejo. No instrucciones. Recordad que la LEY principal es respetar el libre albedrío. Los guías ni se plantean saltarse esta ley. Y ellos están para guiarnos. No para vivir por nosotros. Nos abren puertas pero no las traspasan por nosotros. Se ciñen a ofrecer oportunidades.
 
-        Podemos pedir que nos hagan llegar algo específico para lo que estamos haciendo. Por ejemplo…estoy investigando sobre algo y les pido que me hagan llegar material que me vaya bien (libros, artículos,…) y que alejen lo que me pueda despistar. Estad atentos a los mails, porque tienen mucha costumbre de utilizar internet para hacernos llegar información. (Una vez pregunté qué opinaban sobre un viaje que quería hacer y a los 10 min me llegó un mail con ofertas de viajes hacia allí). También pueden comunicarse por sueños. Los significados de los sueños son personalizados. Así que de poco puede servir ir a mirar un libro sobre esto. Lo que mejor me funciona a mí es hablarlo en voz alta y, al escucharme, siempre entiendo el mensaje. En sueños también nos pueden enseñar a hacer cosas (formación, terapia,…)
 
-        Muchos guías ya han establecido códigos o iconos con sus guiados pero éstos todavía no se han dado cuenta. Por ejemplo: ¿te has parado a observar si ves alguna secuencia de números que se te repita en ciertos momentos, algún animal “raro”, algún símbolo, un olor característico,…? Si es así, fíjate cuándo te ocurre. Puede ser una señal de confirmación de tu guía para decirte que estás yendo por el camino correcto ante una duda o por el contrario una advertencia para decirnos que no vamos bien.
 
-        También podemos utilizar un libro como oráculo. Debe ser un libro con el que hayamos conectado (nuestro favorito) y lleve nuestra energía (da igual si es un libro técnico, novela, de crecimiento,…).Hacemos una pregunta tocando el libro y abrimos por donde queramos empezando a leer por el párrafo que sintamos que nos llama la atención.
 
-        Cuando estemos en una situación que no vemos salida pedir: “chicos, enviadme luz para ver por dónde debería seguir”. O “enviadme fuerzas para mantenerme”. Podemos pedir ayuda, pero no que una situación no ocurra. Si el guía considera que estamos preparados para superarla, es porque lo estamos. Pero ayuda se puede pedir sin problemas. Por ejemplo “hacédmelo fácil, por favor”. Así eliminan obstáculos innecesarios o inconvenientes.
 
-        Veréis que siempre utilizo “chicos” en lugar del nombre de mi guía. Esto es porque me dirijo a todos los guías que van conmigo: guía de vida, asistentes, guías de trabajo,… para que todos puedan ayudarme. Además, hay guías que no tienen un nombre pronunciable para nosotros o, simplemente, no tienen ya que en muchas dimensiones se contacta directamente con la persona sin necesidad de nombre y en otras no se utiliza nombres porque no hay sentido de la individualidad.
 
-        Para hablar con guías no es necesario encender velas ni poner incienso, ni hablar raro (como me dicen algunos guías) ni pedirlo muy complicado (Un día me dijo un guía que le dijese a su guiado que pidiera directamente, porque hacía una petición tan elaborada, en una oración donde utilizaba tanta palabreja, que cuando acababa, el guía ya no sabía lo que había pedido. Hay que hablarles como a un amigo: directo y claro.)
 
-        Se puede hacer una meditación en la que tengamos el guía delante (puedes poner la imagen que quieras o un ser de luz porque el guía ya entiende que quieres hablar con él) y preguntarle lo que queramos a modo de conversación. Esta técnica es para los que tienen más consciencia de otras dimensiones. En clase hacemos varias prácticas diferentes sobre esta técnica.
 
 
 
¡Atentos al EGO! No tiene sentido “estar enfadado con el guía”. Los guías son asistentes. Es como si un empresario se enfada con la telefonista porque él no ha logrado el negocio que esperaba. NOS GUÍAN. No andan por nosotros. Y ni que decir tiene el hablarles mal. Los guías se mueven por amor y solamente llegaremos a ellos con amor y respeto. Cuando alguien habla mal a los guías, es su ego el que manda y esa energía nos aleja de cualquier ayuda que puedan darnos. Hace una especie de capa energética entre nosotros y nuestro guía. Cuanto más capas, más lejos están. Y, realmente, el guía no es responsable de nuestra vida ni tienen ningún tipo de obligación con nosotros en este plano. Solamente puede ayudarnos si estamos abiertos a pedirlo y confiar.
 
Lo importante de esto es no volverse dependiente pero ESTAR ATENTO. Estas son algunas formas en las que se comunican, pero cada guía conoce a su guiado y hay infinidad de maneras de llamar la atención. Comunicarse a diario hace que la relación sea más cercana y puedan tener más margen para ayudarnos. Además de que… ¡te facilita la vida! J
 
Un abrazo a todos,
Cari Oliva Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.