Cari Oliva, Conecta con Tu Universo

 

No podría decir en qué momento empecé a tener contacto consciente con la Fuente Principal porque desde que nací, mi vida ha estado envuelta en intuiciones y contacto con "amigos" de otras dimensiones.

La primera experiencia que recuerdo fuera de este cuerpo fue a los 4 años cuando salía para hablar con mis ángeles y estar con familiares. A partir de ahí ha sido un sinfín de premoniciones, contactos, mensajes, casualidades, viajes, reencuentros,... Mi familia siempre me ha ayudado a ver que esto es normal. Incluso cuando hablo con seres que vienen de visita y no todo el mundo ve.

cari-sobre-mi

Desde niña, cuando he pedido ayuda a las altas energías, siempre he recibido respuesta. No son, obligatoriamente, preguntas espirituales. Simplemente preguntar dónde está un objeto perdido, cómo llegar a una dirección o necesitar empuje para tomar una decisión. Todas las preguntas han tenido respuesta. Solo tienes que preguntar, abrir el corazón, entregarte y recibirás la respuesta. ¡ Es muy fácil ! Nuestros guías y ángeles están todo el día comentándonos cosas que nos llegan al inconsciente. ¿Nunca te ha venido una respuesta a la mente y te has preguntado cómo no lo habías pensado antes? Fácil: te acaban de ayudar. Así de simple. Un Guía se dedica a eso: a guiarte. Nunca interferirá en tus decisiones. Te muestra sutilmente las posibilidades y lo que puedes encontrar en cada camino. Guíate de lo que sientes pues es la forma en que se comunican.

Lo único que no me gusta es ver la cantidad de supersticiones que hay respecto al tema y lo complicado que lo ponen algunas personas con tal de darse importancia. TODOS podemos recibir esa energía igual que TODOS somos escuchados y ayudados. No hay que hacer mil pasos para pedir, ponerse en forma de nosequé haciendo nosecuantas cosas más. Nuestro cuerpo de luz traspasa el cuerpo físico en más de un metro en todas direcciones. Pedimos desde el cuerpo de luz. Así que es igual si tu espalda está recta, si estás en posición de tal o de cual, si estás cocinando o si estás paseando. La actitud correcta es: sentir desde tu alma que te conectas a cualquier hora del día. Siempre que lo necesites, abre tu corazón y confía en la luz. En pocos segundos recibirás la respuesta.

 

  Cari Oliva, Conecta con Tu Universo


Desde el centro de nuestra galaxia nos está llegando informaciones actualizadas que nuestra alma recibe pero que nuestro cuerpo no siempre puede procesar como quisiera. Estas informaciones junto con las tormentas solares, cada vez más frecuentes, nos hace recibir un sobreexceso de datos en una vibración diferente a la nuestra haciendo que nuestro cuerpo se resienta de diferentes maneras: dolores de cabeza, mareos, alteraciones en el sueño, depresiones, enfermedades, ...
Nuestra energía (ser superior o alma) se armoniza instantáneamente con estas energías sin ningún tipo problema pero no ocurre lo mismo con el cuerpo que todavía busca sintonizarse con la Tierra. El alma intenta que le "oigamos" a través de esos síntomas pero no siempre podemos comprenderla. Cada vez grita más y eso provoca que los síntomas sean, cada vez, más intensos.
Algunas personas podemos comunicarnos con estas energías provenientes de fuera del planeta y con las almas de las personas. Esta comunicación nos permite ayudar a que el proceso sea menos agresivo para la persona que lo está viviendo y, de esta manera, conectarlo más a su propio universo.
Es por esto que te invito a visitar mi página donde te explico cómo es este trabajo de "traductora simultánea".

 

 

Estas son mis sesiones...